4×4 para Conducir su Management en todo terreno – Parte 1

4×4 para Conducir su Management en todo terreno – Parte 1

PRIMERA PARTE

“Las apariencias engañan y cuando se trata de autos algunos lucen resistentes, fuertes y poderosos, pero en realidad sólo son aptos para ir al supermercado…” Al leer esto nos dimos cuenta de que lo mismo ocurre con algunos managers, en tiempos de estabilidad logran buenos resultados, pero ¿qué pasa cuando el camino cambia, o, simplemente se acaba?. ¿Qué es lo que garantiza que puedan seguir “conduciendo su empresa”?.
En autos, los que saben dicen que los únicos vehículos idóneos para hacer todo tipo de travesías son las camionetas 4X4 , auténticos todoterreno. En el mundo de los negocios, se necesitan cada vez más managers “4X4”, porque los caminos por donde deben conducir a sus organizaciones, cada vez son más diferentes y requieren de la diversidad de talentos.
Los diferentes terrenos en los que deben gestionar, propios de estos últimos años, son: la incertidumbre de los mercados, la multiplicidad de generaciones conviviendo en una misma empresa y la particular situación de cada manager, cuya expectativa de vida laboral es cada vez más prolongada.

Todo estos factores lo llevan al manager a buscar mecanismos de compensación, para estar a la altura de los tiempos. El repertorio que comúnmente se observa es: “más y más horas de trabajo y dedicación” porque, convengamos, los emprendedores rara vez se paralizan. ¿Ello basta?. Nosotros creemos que no y, por eso, le presentamos nuestro MODELO DE MANAGEMENT 4X4. Lo llamamos así porque proponemos una metodología, basada en 4 Reflexiones con 4 Ejercicios, que servirán para gestionar en diferentes entornos, incluso, para los “momentos más difíciles y duros”.

Nuestra experiencia nos indica que el emprendedor o manager, en estas épocas de incertidumbre, tiene que darse tiempo, por la posición que ocupa dentro de la organización, para APRENDER A REFLEXIONAR DE UNA MANERA DIFERENTE, NO CONVENCIONAL.
Sabemos que le resultará un poco extraño que a Ud., cuya vida laboral ha sido en general exitosa, le digamos que piense diferente. Pero lo invitamos a que pruebe.
El método es concreto y consiste en: ir a lo profundo de usted mismo, para tomar medidas prácticas y sencillas, que le permitan cambiar su actual situación laboral y adaptarse a todo tipo de entornos.

Empecemos.

Más allá de su estilo particular, como manager, en general su actividad se caracteriza por: emprender, administrar u organizar algo. Sin embargo, proyectar y gestionar se está haciendo cada día más difícil, pues su “círculo de preocupación” se ha hecho más complejo (el mercado, el mundo) y es más inestable.
Y con su experiencia ha percibido que, administrar en esa permanente incertidumbre, manejar su “círculo de influencia” , resulta costoso a largo plazo, generando intranquilidad.
Hace tiempo que la neurobiología se ocupa de cómo funciona su cerebro (o el mío) frente al futuro incierto.
El no poder manejar el futuro es lo que despierta naturalmente la ansiedad. Ésta es una respuesta normal, que se produce cuando una persona percibe una posible amenaza. Su función es protegernos de dicha amenaza, haciendo que evitemos la situación.
La emoción de base es el miedo, que no es otra cosa que una forma de garantizar la supervivencia. “…cualquier otro estado emocional puede ser pospuesto; el miedo, no (…) la amígdala, un pequeño núcleo de neuronas situado en los lóbulos temporales de nuestro cerebro, desempeña un papel crucial en la detección y expresión de ciertas emociones, particularmente en el miedo”.
En muchas de dichas ocasiones nuestro cuerpo, al estar “más atento”, nos avisa que lo que se avecina es peligroso y reacciona fisiológicamente.
En síntesis, todo el mundo tiene un nivel diferente de tolerancia al estrés, producto de la forma de leer la realidad… y reacciona.
Punto 1: El acontecimiento existe, es real.
Punto 2: Genera ansiedad cuando la situación laboral, con la que se tiene que lidiar, se interpreta como amenazante.
Punto 3: El estrés nos enferma.

A continuación le proponemos la reflexión 1 que lo ayudarán a comprender mejor qué le conviene hacer.

Dijimos que, ante un problema determinado que se percibe como amenazante, las personas reaccionamos para defendernos. Es decir, asumimos diferentes actitudes.
La actitud básica, cuando tenemos miedo, es de rechazo, enojo, huida… son distintas maneras de asumir una “actitud de resistencia a la realidad” ( )

REFLEXIÓN 1.
Piense en alguna situación laboral difícil que ha tenido que enfrentar últimamente y reflexione: ¿con qué actitud hice frente a esa situación?, ¿cuál fue mi reacción: “voy a resistir…ya va a pasar”, “tengo que salir a luchar…me voy a adelantar, o, por las dudas ataco”?

En definitiva: ¿qué es la resistencia?. La resistencia es oponerse a los hechos, apartándolos realmente de lo que son, reaccionando de manera tal que logremos volver a un estado familiar y seguro. Pero en más de una ocasión, nos obliga a realizar acciones desmedidas para mantener la situación que queremos.

Entonces, la actitud de resistencia se mantiene, no sólo cuando la realidad es amenazante, sino también cuando nos obliga a salir de la situación de bienestar presente. A esta última emoción se la conoce como “apego”.( )

De las reflexiones a las acciones
Volvamos a nuestra analogía de la 4X4, a Ud. le conviene estar preparado para conducir sus negocios en todo terreno…
Entonces, ¿cómo desarrollar un negocio a largo plazo? ¿Cómo reaccionar frente a nuestros clientes, proveedores y/o colaboradores si son tan diferentes y variados? ¿Qué hacer con los objetivos de mediano y largo plazo, cuando no se nos hacen realidad? ¿Cómo soportar la presión de los nuevos tiempos?

Cuando se conduce una 4X4 en lodo, arena o piedras, se selecciona el 4L (retranca), lo que significa, cuatro ruedas con tracción a baja velocidad. Esto le permite ir lento, por ejemplo por un lugar en el que no hay camino, pero sin perder potencia. Es decir, logra disponer de un motor acelerado que transfiere movimiento transformado en potencia, tal como lo hacen los tractores.

Lo mismo ocurre con este método: las reflexiones son maneras de ir poniendo el 4L, la toma de conciencia acerca de la realidad hace que baje su velocidad, focalice y sopese dónde colocar la potencia, para saber cómo le conviene hacer frente a las dificultades.

El hilo conductor de nuestra propuesta es que: lo de afuera se valora diferente, cuando uno logra reconvertir su lógica interna. Dese tiempo para reflexionar y luego, cuando tenga claridad, podrá seleccionar los conceptos y los instrumentos de gestión necesarios para su situación y ajustados a su estilo como manager.

Ahora le proponemos pasar al Ejercicio 1. Porque sólo se cambia verdaderamente cuando se hace. Y esto requiere voluntad.

EJERCICIOS PARA GESTIONAR LA EMPRESA HOY:

1. SEA REALISTA Y FLEXIBLE
(ACEPTACIÓN RESPONSABLE DEL PRESENTE)
Cuando el corazón y la razón tienen claridad, entonces hay más probabilidades de concretar lo que nos proponemos.

a) Permita que los hechos se desarrollen a su alrededor y reaccione espontáneamente a ellos sin suprimirlos. Concéntrese en el proceso presente, esto evita las tensiones.
b) Coloque orden donde sea medular para el éxito de su negocio. No se obsesione con controlar absolutamente todas las variables. Ud. no está en un laboratorio, ni quienes lo rodean (clientes, proveedores, socios, colaboradores, etc.) son “cobayos”.
Haga seguimiento de los resultados.
c) Mantenga apertura mental, aunque los demás, al hacer aportes, se equivoquen. Así su empresa tiene más chances de evolucionar.
d) Cuando no se logren cubrir sus expectativas, busque salidas compensatorias a su frustración. En dichos casos, céntrese en las necesidades y no en sus deseos. Luego maniobre hasta encontrar la salida (éxito viene de exit, salida en latín).
Si mantiene esa actitud de “aceptación responsable”, dejará que sus emociones circulen y fluyan dinámicamente con la realidad.
e) Frente a los “imprevistos” cabe darle lugar a su intuición y a la improvisación. Ello libera su energía creativa y la tensión.

Entonces, ¿cómo sería, en la práctica, una gestión basada en la aceptación responsable?
Ni todos los éxitos en su organización son su obra, ni tampoco todos los fracasos son exclusiva responsabilidad suya.
Cuando aprenda a aceptar su vida laboral en esos términos, tomará conciencia de que su trabajo lo ayuda a su realización personal, descubrirá que su poder no se circunscribe sólo a los niveles de rentabilidad logrados. En términos prácticos, cuando ningún hecho exterior pueda conmover su seguridad personal: cuánto vale y cuánto sabe que le falta. Entonces sentirá que podrá continuar gestionando y disfrutándolo. Si desea puede continuar con “4 X 4 para conducir su Management en todo terreno 2”

© Olga Lucía Strombolo
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *